RRR

(No estoy ronroneando)

Ayer estuve en el Punto Limpio de mi localidad. Un señor, unos contenedores más allá, intentaba sacar de su furgoneta un televisor sin mucho éxito. Me acerqué a ayudarle. Entre esfuerzo y esfuerzo, me fijé que aquel aparato tan enorme no parecía en muy mal estado y no pude evitar preguntar, a lo que su dueño, con cierto orgullo me contestó:

No, si la televisión funciona perfectamente, pero hemos comprado una plana y no tengo sitio donde meterla…

Tengo que reconoceros que me escandalicé un poco. Estamos hablando de un TV de 32 pulgadas panorámico, de marca y que funcionaba perfectamente. Vale, era un cabezón enorme, pero estaba en perfecto funcionamiento. Dejé de empujar y le pregunté:

¿El término REUTILIZAR no le dice mucho, verdad?…

Los verdaderos economistas, los que hemos tenido que aprender a realizar malabares para llegar a fin de mes, sabemos de la importancia de la reutilización. En el peor de los casos, puedes sacarte un dinerillo en la venta de segunda mano. En el mejor, ayudamos a otros más desfavorecidos que nosotros, a permitirse alguna comodidad que, de otro modo, les resultaría imposible costearse.

Por otro lado, el término REUTILIZAR nos permite cuidar un poco a nuestro planeta, que buena falta le hace… Y hoy quiero aclarar 3 puntos fundamentales en la preocupación por el planeta: REDUCIR, REUTILIZAR y RECICLAR (RRR).

Y quiero aclararlos porque esta experiencia en el Punto Limpio me ha demostrado que, a pesar de la cantidad de información que existe al respecto, aun no está claro el concepto:

REDUCIR el consumo de energía y los desperdicios: cerrar el grifo mientras te cepillas los dientes, apagar las luces que no se utilizan, ir a la compra con tu propia bolsa o carrito, no aceptar otra bolsa de plástico si en la que llevas aun caben cosas, etc…

Piensa en las bolsas de basura que tiras semanalmente, ahora multiplica por los vecinos de tu portal, después por los de tu ciudad, tu comunidad autónoma, tu país, tu continente, el mundo… ¿Eres capaz de calcular la cantidad de toneladas de basura que generamos en sólo una semana? Pues sigue multiplicando para saber lo que acumulamos en un mes, en un año, en diez años…
Es para pensárselo un poco, ¿no?

REUTILIZAR todo lo que aun tiene utilidad. Supongo que el caballero de nuestra historia tiene suficiente dinero como para plantearse la molestia de llevar el televisor a una tienda de segunda mano o colgar un anuncio en internet para sacar 70 u 80 euros en la venta, pero seguro que, si indaga un poco, a algún vecino menos pudiente le vendría de perlas ese aparato, o a la residencia o casa de acogida de alguna ONG cercana. Os puedo asegurar que la satisfacción de haber ayudado a alguien es mucho más gratificante que estrenar la super-tele nueva con pantalla de LED 3D y sonido envolvente Dolby con subwoofer…

No olvides nunca que “La basura de un hombre, es un tesoro para otro.” Por eso reutilizar es tan importante. Si existen tiendas de 2ª mano es porque no todo el mundo puedo invertir cientos de euros en un mueble, ni miles de euros en un televisor o coche a estrenar. En fin, que si tú no estás dispuesto a perder tiempo en pintar un mueble viejo y prefieres comprar uno nuevo, ¡no lo tires, regálalo!

RECICLAR, ese será el final del televisor de nuestra historia. Pero ese final debe llegar cuándo el aparato ya no funciona y no tiene arreglo posible; entonces, y sólo entonces, lo llevamos al Punto Limpio de nuestra ciudad para que pueda comenzar el proceso de reciclaje.

La trampa del consumismo en el que vivimos nos tienta a comprar un nuevo móvil cuando el nuestro aun funciona, y a cambiar de coche aunque sólo tenga unos pocos años. Hasta los libros del colegio los cambian cada año para que no se puedan aprovechar. Pero esto sólo les beneficia a ellos, que cada año llenan sus arcas a expensas nuestra.

Abogamos por un consumo responsable: no comprar más de lo que necesitamos, aprovechar la vida útil de todos los productos, reutilizar y, finalmente reciclar. Tenemos que hacerlo por nosotros, por nuestros hijos y por el planeta.

Me congratula contaros que nuestra historia de hoy aun no ha terminado. Después del cambio de impresiones, nuestro caballero del televisor, finalmente, decidió no lanzarlo al contenedor (lo que seguramente hubiera acabado con la vida del aparato en ese mismo instante), en su lugar lo volvimos a cargar en la furgoneta. Lo que suceda a partir de ahora “… es algo que dejo en vuestras manos.

En Guatemala, después de la destrucción causada por el huracán Stan en 2005, la ONG Pura Vida trabajó con grupos de víctimas ayudándoles a recuperar sus vidas y sus hogares a través de la construcción con materiales reciclados. Hoy se ha transformado en un movimiento ecológico que, entre otras cosas, nos da lecciones sobre como construir ecoladrillos. Merece la pena ver el ingenio y la iniciativa de esta ONG.

ecoladrilloAlgunas Direcciones Interesantes:

Localización de puntos limpios:

RRR

Buenas ideas para la Reutilización y el Reciclaje

Trueque

El Criticón